Trimestre y año escolar

Nuestros destinos:

 


En IDee somos conscientes de que la decisión de inscribirse en un programa de inmersión depende de muchos factores y de que no es una decisión rápida ni fácil. Por este motivo, el asesoramiento inicial y el acompañamiento y seguimiento con detalle son aspectos fundamentales para que los jóvenes aprovechen al máximo la oportunidad de vivir y estudiar en un país extranjero.

En IDee valoramos este acompañamiento desde el principio, por eso, lo primero que hacemos es reunirnos con el participante y su familia. De esta manera podemos conocer de cerca cuáles son sus expectativas, sus necesidades y su forma de ser y así adaptarnos con un asesoramiento completamente personalizado.

En estas reuniones iniciales que por norma general, van a ser dos, es donde explicamos las posibilidades que tenéis. Conocer al candidato en persona nos permite valorar su grado de madurez, además del nivel de inglés o francés y así recomendar el centro o país más adecuado, donde pueda sentirse mejor y gozar de la experiencia.

Estas entrevistas previas, el asesoramiento y la atención durante toda la estancia, el contacto entre el coordinador de IDee y el coordinador local, convierten a nuestra entidad en una entidad próxima, con un trato profesional a la vez que familiar y que ofrece la posibilidad a padres y tutores de mantener un contacto directo y constante con nosotros y con sus hijos. Este valor añadido nos posiciona como un referente en el trato personalizado, en un conocimiento y seguimiento auténticos de nuestros participantes para que puedan aprovechar al máximo los meses que estén fuera, para que disfruten con las actividades que realizan y para que se integren de lleno con la familia que los acoge.

Las familias con las que trabajamos están seleccionadas con cuidado y rigor, pero además intentamos que nuestros participantes puedan adaptarse a ellas con facilidad, teniendo en cuenta sus peculiaridades, sus actividades, sus hobbies y su estructura familiar.

Para completar este asesoramiento, IDee ayuda también en la gestión de los vuelos y de toda la estancia en general.

¿Qué destacamos de nuestros programas?

  • Colaboramos con colegios públicos y privados, mixtos y diferenciados
  • Trabajamos en países con sistemas educativos similares al nuestro o diferentes
  • Zonas variadas
  • Alojamiento en residencia o en familia
  • Seleccionamos las familias con cuidado y rigor
  • Realizamos un seguimiento exhaustivo

¿Qué incluyen nuestros programas?

  • Alojamiento en familia, en pensión completa
  • Matrícula escolar
  • Tasas y complementos escolares
  • Salidas turísticas opcionales
  • Gabinete de orientación
  • Posibilidad de complementar la estancia con actividades y preparación de exámenes oficiales
  • Asistencia 24 h, para emergencias, en el país de acogida

IRLANDA

Estudiar en Irlanda: un país acogedor y avanzado

Irlanda tiene una larga trayectoria en el ámbito de la educación. Algunos estudios realizados recientemente verifican que la ratio en los colegios irlandeses es reducida, siendo los grupos de unos diecisiete alumnos por clase y profesor.

Escoger Irlanda para cursar un trimestre o un año académico es una opción muy acertada para nuestros hijos, ya que estamos hablando de un país con costumbres similares a las nuestras, donde la integración es rápida, donde las familias se caracterizan por su hospitalidad y donde el sistema educativo guarda cierto parecido con el nuestro, lo cual facilita la integración de los estudiantes, tanto si van un trimestre como si van todo el curso.

Las cifras demuestran el alto nivel educativo y sitúan a Irlanda como uno de los principales destinos de Europa para cursar los estudios de secundaria. Por este motivo, el gobierno irlandés ha apostado por la inversión en la internacionalización del sistema educativo e Irlanda se ha convertido en los últimos años, en un destino cada vez más popular entre los estudiantes extranjeros. Actualmente el sistema educativo irlandés se considera uno de los más completos de Europa, ya que se trata de una educación práctica y centrada en el desarrollo de las competencias personales y profesionales. Los estudiantes reciben una educación de calidad en un entorno seguro.

Las familias irlandesas se caracterizan por su hospitalidad y por una acogida cálida. El programa de Dublín ofrece una gran variedad de familias, con o sin hijos, mientras que en Waterford garantizamos que la familia de acogida tenga un hijo o hija de la misma edad que el participante.

Todas las estancias incluyen clases de inglés para preparar los exámenes de Cambridge, una tutorización personalizada y asistencia para emergencias durante las 24 horas. Además, dependiendo de la zona escogida, la estancia incluye actividades extraescolares, salidas de fin de semana, matrícula escolar, libros y uniforme.

En IDee, junto con las entidades irlandesas, trabajamos para que la estancia de nuestros participantes sea lo más exitosa posible, para que tengan una experiencia que no olviden y que contribuya a su crecimiento académico y personal y al desarrollo de las soft skills, para que puedan reincorporarse a la vuelta con total normalidad.

El sistema de estudios irlandés

El sistema de estudios irlandés es muy parecido al nuestro. Tiene una duración de nueve meses (de setiembre a junio). Se divide en tres trimestres y tiene dos periodos de vacaciones durante el curso, que coinciden con las vacaciones de Navidad y con las de Semana Santa. Además, durante los dos primeros trimestres se realiza una parada de una semana.

En clase se fomenta el aprendizaje personalizado, cooperativo y basado en proyectos, pero el docente tiene la libertad de aplicar el método que crea más acertado para su grupo.

El desarrollo de las competencias transversales, el uso de las TIC y el aprendizaje práctico son piezas clave de este sistema de estudios.

Equivalencias del sistema de estudios

Inmersión en la escuela irlandesa

El hecho de que el sistema educativo de Irlanda sea tan similar al nuestro, permite a los estudiantes extranjeros incorporarse durante un trimestre en cualquier colegio irlandés, de forma que puedan realizar una inmersión parcial y finalizar el curso en su colegio de origen con total normalidad y sin ningún tipo de complicación.

Así pueden mejorar no sólo el nivel de idioma sino desarrollar las soft skills, lo cual les permitirá trabajar para el éxito el día de mañana, ya que la capacidad de esfuerzo y de superación serán herramientas que deberán conseguir.

La similitud entre nuestro sistema educativo y el sistema educativo irlandés facilita la inmersión parcial por trimestres, opción ideal para tener un primer contacto con la movilidad internacional.

Los recursos y las competencias que consiguen los estudiantes que eligen esta opción les capacitan para desarrollar cualquier proyecto. El hecho de pasar un trimestre en un país extranjero, supone la adaptación y el respeto por una cultura diferente, la posibilidad de convivencia desde puntos de vista diferentes, ya que no sólo deben adaptarse a un colegio nuevo sino que deben hacerlo con una nueva familia. Este conjunto es el que hace de ellos personas tolerantes, solidarias y con un alto nivel de empatía.

Dublín y alrededores

En Dublín trabajamos con una entidad que desde Irlanda vela por el buen funcionamiento de nuestros programas, con quién de forma permanente mantenemos contacto para poder hacer un buen seguimiento de nuestros estudiantes.

Esta entidad se encarga de la selección de las escuelas y de las familias, siempre bajo la supervisión de IDee y procura que tanto el aspecto académico como el personal tengan el mismo valor a la hora de escoger centro y alojamiento.

Waterford y alrededores

Junto con la opción de estudiar en Dublín y sus alrededores, IDee ofrece la opción de estudiar en Waterford. Este programa se gestiona con una entidad que realiza un seguimiento completamente personalizado de la estancia de nuestros participantes. El alojamiento en familias que se han escogido con cuidado, con hijos de la misma edad que nuestros participantes, el tipo de ciudad, mediana y tranquila, y la inmersión reforzada con un programa intensivo de inglés, hacen que esta opción sea óptima desde el primer día. Además, la estancia se complementa con actividades culturales y deportivas, visitas a lugares emblemáticos de Irlanda, que facilitan, todavía más, la integración de nuestros participantes.

fletxa


 

CANADÁ

Estudiar en Canadá: un país pionero e integrador

Canadá es un país que considera la educación como una de sus prioridades. Consecuencia de esto es el resultado en los informes PISA que los sitúan entre los diez primeros países en el ranking mundial. Y no es extraño que sea así, ya que sus métodos innovadores de enseñanza y la atención individualizada del alumnado que le permite avanzar en todos los sentidos y situarse como un país líder en cuestiones educativas.

Pero no es este el único motivo que hace de Canadá una buena elección para ir a estudiar allí. La calidad de vida canadiense, la seguridad del país, el bilingüismo y la tolerancia de sus habitantes con otras culturas o la sensibilidad con el medio ambiente, son argumentos de peso para comprender que vivir en Canadá es una experiencia única que nos cambiará la vida.

Esta calidad de vida garantiza los informes de la OCDE que lo consideran uno de los mejores países del mundo para vivir. Canadá es un país bilingüe donde se hablan y estudian el inglés y el francés, donde la tolerancia con otras culturas se demuestra en la diversidad y multiculturalidad de sus habitantes: cada año recibe personas inmigrantes y se reconoce como un país integrador e inclusivo. Estos rasgos diferenciales hacen que su gente sea acogedora, de mentalidad abierta. Tiene cuidado de su país y trabajan para que este progrese.

Canadá es también un país preocupado por el medio ambiente, con más de 40 parques y reservas nacionales, que hacen que su población esté sensibilizada con el cambio climático.

El sistema de estudios canadiense 

El sistema de estudios canadiense es un sistema reconocido internacionalmente que apuesta por la innovación, potencia el talento de sus estudiantes y valora las habilidades y las competencias transversales como una herramienta de desarrollo personal. Este sistema se organiza en semestres, de forma que los estudiantes pueden realizar inmersiones totales o parciales de un mes hasta cuatro o de un curso académico completo.

Equivalencias del sistema de estudios

El año escolar

El año escolar en Canadá tiene una duración de casi diez meses: empieza a principios de septiembre (normalmente el 2 o el 3) y finaliza a finales de junio (alrededor del 29 o 30 si coincide que es viernes). El curso se divide en dos semestres y tiene dos periodos de vacaciones escolares: uno en Navidad y otro a mediados de invierno. En Semana Santa hay dos días de fiesta (Viernes Santo y Lunes de Pascua).

Inmersión en la escuela canadiense 

Las estancias de corta duración coinciden con el primer trimestre de nuestro curso escolar. Todas empiezan el día 2 de septiembre y, dependiendo del periodo que el alumno va a estar allí, finalizan en el mes que corresponde, siendo el mes de diciembre el último para aquellos estudiantes que han elegido la inmersión de cuatro meses.

La posibilidad de realizar inmersiones parciales en el sistema de estudios canadiense permite a los participantes vivir una experiencia única a la vez que pueden retomar el curso sin problema cuando vuelven y se incorporan. Las semanas que el alumno está fuera no solo le permiten mejorar su nivel de inglés, también le proporcionan unas competencias transversales que le convierten en una persona versátil y capaz de superar nuevos retos. A la vuelta, este alumno tiene un nivel de autonomía y unas habilidades sociales que demuestra en el día a día y en la readaptación al curso con total normalidad.

fletxa